¿Cómo evitar problemas de tuberías?

Las tuberías están ahí aunque no se vean a simple vista. ¿Te mudas de casa? ¿Alquilas una nueva? ¿Alquilas un local? Aquí van unos tips para tener en cuenta. Las tuberías funcionan, o funcionan mal: no podemos observar su proceso, pero una falla nos puede traer muchos dolores de cabeza. 

Entonces ¿qué podemos hacer?

Primero debemos tener en cuenta si el agua no corre fluidamente, si se atasca en las piletas o si percibimos mal olor cuando ponemos el grifo en marcha. En esos casos estamos ante algunos de los síntomas de posible falla en las tuberías. Existen técnicas populares para tratar de resolver esos problemas. Pero si los problemas persisten en el tiempo, es una alarma para hacer una revisión exhaustiva. Actuar a tiempo evita inundaciones, pérdidas de mobiliarios, malos olores, hasta problemas con nuestros vecinos, entre otras consecuencias. Para ello, en Mayol e Hijos contamos con la experiencia y la innovación necesarias para detectar problemas y solucionarlos a tiempo. 

mujer en la bacha drenando la tubería

Algunos tips para evitar grandes problemas: 

Así como sucede en otros aspectos de la vida cotidiana, la prevención es la mejor solución. Aquí compartimos algunas buenas costumbres para el correcto funcionamiento de las tuberías. Debemos prestar especial atención a los sanitarios, el fregadero, la bañera y el lavabo.

  • Evitar tirar grandes residuos en los sanitarios. Una de las principales causas de atasco es el rejunte de desechos como compresas, pañales o gasas que se tiran en los desagües. 
  • Juntar los pelos y desecharlos en el cesto de basura. ¡No se tiran por el retrete! 
  • Utilizar rejillas en piletas, duchas y bañeras y mantener limpios estos sectores.
  • Periódicamente, 1 vez x mes, por ej., puede volcarse un poco de agua caliente con bicarbonato de sodio en los desagotes. 
  • Revisar rejillas y quitar la acumulación de desechos.
  • A la hora de lavar los trastos llevar la vajilla al fregadero lo más limpia posible, habiendo desechado los residuos en los cestos. Los residuos orgánicos son fatales en las tuberías. 
  • ¡El aceite no se tira en las bachas! 

Con todo esto, si los síntomas que mencionamos previamente persisten o aparecen nuevos, no dudes en comunicarte con nosotros. También cuando se trate de mantener la salubridad de los depósitos de agua potable y las cisternas. Por eso recomendamos programar limpiezas anuales y llevar adelante el correcto control y mantenimiento de las instalaciones. Brindamos servicio en toda la isla. Ver cobertura y si eres personal sanitario, obtienes un descuento del 20% en todos nuestros servicios. 

Anteriores